Guerra Melilla 1921

Cromo núm. 1

PLANO PARCIAL
Según las crónicas, hace cuatrocientos veintiséis años que Melilla pertenece a la dominación española, y desde aquella fecha la tenacidad de los marroquíes se ha hecho sentir por recuperar el terreno perdido.
Marruecos está situado al Noroeste de África .y su perímetro llega a unos 800,000 kilómetros cuadrados, poblado por más de 7,000,000 de habitantes; son pocos los ferro-carriles y aun éstos son de vía estrecha; el gobierno es lo más despótico conocido y ejercido por sultanes casi analfabetos, desconociendo casi por completo los adelantos modernos de otras naciones; el comercio escaso, y su religión es la musulmana.
Nuestro pequeño mapa dará una idea para poder seguir los acontecimientos en el teatro de la presente guerra.

Cromo núm. 2

EL ATAQUE POR LOS MOROS A IGUERIBEN

En la madrugada del domingo 17 de julio, por primera vez hostilizaron los rifeños, en distintos puntos y durante largas horas, con una persistencia tal, que el comandante Romero organizó una columna de cinco compañías, dos escuadrones y una batería de montaña para hacer frente a esta imprevista campaña. Dos días después, o sea el 19, la Comandancia general de Melilla recibía un despacho dándole cuenta de que los rifeños reanudaban el ataque contra las posiciones de Anual e Igueriben, y nuestro buen general Fernández Silvestre pernoctó en la posición de Anual, dictando varias disposiciones para castigar al enemigo.

Cromo núm. 3

HEROICA DEFENSA Y MUERTE DEL GENERAL SILVESTRE

Las fuerzas que guarnecían Igueriben estaban comprometidas; el valeroso general Silvestre salió rápidamente en su socorro con fuerzas regulares y del regimiento de Alcántara, pero los enemigos, debidamente atrincherados, en gran superioridad numérica, avanzaban a pasos agigantados, hasta el extremo de cortar sus líneas de comunicación, causándonos numerosísimas bajas.
Viendo esta situación desesperada, el general Silvestre reunió a los jefes, determinando evacuar la posición, ya que ni municiones quedaban para defenderse; puso a salvo todo lo que pudo. Llevado como siempre por la alta idea de su dignidad y de su temerario arrojo, perdió la vida al retirarse el último de sus soldados.

Cromo núm. 4

LOS CAÑONEROS «LAYA» Y «PRINCESA DE ASTURIAS» EN ACCIÓN

La posición de Sidi-Dris, que se defendió hasta el día 25, fue desalojada al terminar dicho día, y gran parte de su guarnición pudo ser recogida por los cañoneros «Laya», «Princesa de Asturias»y el «Lauria», enviando botes para recoger a los defensores de Sidi-Dris, cañoneando después a los moros que ocupaban entonces esta posición.

Cromo núm. 5

LOS ESPAÑOLES ACOSADOS POR EL ENEMIGO EN UN DESFILADERO

Entre la posición abandonada de Anual y la de Dardrius, distante unos cuarenta kilómetros de aquélla, a la cual se había ordenado el repliegue, hay un desfiladero de quince kilómetros, y en toda su extensión, durante más de dos horas, tuvieron que sufrir nuestros valientes soldados el fuego enemigo por ambos lados, causándonos pérdidas de consideración esta villanía enemiga.
Llevaba la dirección de esta retirada el general barón de Casa-Davalillos, uniéndose con las guarniciones de Dardrius, que también abandonaron.

Cromo núm. 6

SITIO DE MONTE ARRUIT

Unos diez y nueve días duró este nefasto sitio; más que general, fue Navarro un padre para sus valientes soldados, animándoles, e inculcándoles el heroísmo y amor patrio que con tanto fervor sentía, siendo el último en probar bocado en los días más tristes de este glorioso episodio, cuales alimentos eran enviados por algunos aereoplanos [sic], que la codicia de los moros atraía; librándose sangrientas riñas cuerpo a cuerpo, para apoderarse de estas escasas provisiones destinadas a nuestros héroes.

Cromo núm. 7

AGUA A CAMBIO DE SANGRE

La guerra siempre ha sido, es y será inexorable; equivocación pertinaz de la eterna humanidad. Han sido muchos los episodios registrados en los anales de la historia de las naciones y muy bien pueden sumarse en ellos los que se desarrollan diariamente en los campos batalladores de Melilla. La falta de agua en alguno de sus parajes constituye un gran peligro para nuestros bravos soldados, que han de conquistarla a cambio de su propia sangre.
Actualmente, sobre el particular, se han tomado buenas medidas, gracias a la iniciativa de los humanos jefes, cada soldado por sí lleva aprovisionamiento de este precioso elemento.

Cromo núm. 8

RENDICIÓN DE ZELUAN Y TRAICIÓN MORUNA

Un moro muy conocido en Zeluán notificó a Carrasco que Nador iba a capitular; Abd-el-Kader habla intervenido, invitando a éste hiciese lo mismo.
Carrasco sostuvo una conferencia con los suyos y después de larga discusión acordóse la capitulación.
La chusma moruna aseguró formalmente respetar la vida a nuestros pobres soldados, que resignados con su suerte entregaron sus armas y municiones quedándose sin defensa; pasado algún tiempo, sin prepara-ción alguna, sonaron varías descargas a nosotros dirigidas, cayendo exánimes estos indefensos soldados.
Cayó también Carrasco acribillado por las gumías moras, gritando hasta el fin de su vida: ¡Cobardes! ¡Traidores! ¡Canallas!

Cromo núm. 9

HEROICA DEFENSA DE NADOR

Un grupo de unas doscientas personas buscaron refugio en la iglesia y en la fábrica de harinas; en lo alto de la torre del templo se defendieron veinticuatro guardias civiles al mando del alférez Elizard, y varios oficiales, suboficiales, sargentos y unos cuantos soldados convirtieron en fortaleza aquella iglesia y fábrica. Duró once días su defensa, entre el incendio y el estrago, padeciendo sed y hambre, sin comunicación con Melilla. En tales circunstancias, acordóse la evacuación, entregando armas y municiones a cambio de la vida, y el 2 de agosto, a las cinco y media de la tarde, el general Sanjurjo los recibía en la segunda caseta, conduciendo hasta Melilla o este puñado de leales y valientes españoles.

Cromo núm. 10

EMBARQUE DE TROPAS

Barcelona, Madrid, Tarragona, Valencia, Málaga, en una palabra, España entera, entrega sus hijos para defenderse en esta inesperada guerra; el entusiasmo es indescriptible, y el amor patrio se entrevé en todos los corazones: pobres y ricos, todos unidos por un mismo sentimiento, ofrecen en aras de la patria su española sangre.
¡¡Dios vaya con ellos!!

Cromo núm. 11

RENDICIÓN DE MONTE ARRUIT Y TRAICIÓN DE LOS MOROS

La mayoría de los que sitiaban Monte Arruit eran pervertidos cabileños, gente feroz que andaban a la caza del botín que suponían encontrarían allí.
El bravo general Navarro, deseoso de resistir tanto cómo pudo, abrigaba una pequeña esperanza, y él y los suyos por segundos contaban el tiempo, esperando inútilmente refuerzos de Melilla, que no llegaron; la falta de agua era el principal martirio; ¡se imponía la rendición!
Después de depositar nuestros soldados las armas tal como se había tratado a cambio de. respetar las vidas, sin que mediara ningún motivo, gran parte de los cabileños que presenciaban la entrega, se arrojaron sobre los soldados ya indefensos, matando a gran número de ellos, sin que los jefes harqueños bastaran a estorbar estos crímenes.

Cromo núm. 12

SANGRIENTA ACCIÓN EN BENISICAR

Desde que empezó el avance en Marruecos puede muy bien considerarse que el combate de Benisicar fue el más empeñado y rudo de cuantos le precedieron; días hacia, que las hordas morunas venían preparándose, amenazando a los nuestros, con tenacidad bárbara, y a pesar de esto, nuestros bravos soldados, firmes en su puesto, dando el ejemplo el general Cavalcanti, que junto con algunos jefes, se colocó al frente de las tropas, y haciendo un colosal esfuerzo dieron pié en Benisicar.
A pesar de la sangre que allí corrió, fue nuestra la partida.

Cromo núm. 13

LA AVIACIÓN EN LA GUERRA

A la izquierda de la carretera de Nador anidan estos pajarracos que siembran la muerte en el campo de batalla; están cercados por alambradas con corriente eléctrica de fuerza tal, que el hombre que allí se acercara quedaría completamente carbonizado en el acto.
Al amanecer, estos artefactos salen de sus angares [sic] perezosamente; toman el vuelo, adquiriendo la forma de «pajarracos tontones», y cargados con sus huevos negros llevan la muerte y estrago al campo enemigo, entretanto, éste presa de espantoso pánico, huye de sus aduares, llevando consigo sus vacas y sus mujeres, y el aereoplano [sic], cual gavilán que busca su presa, se desprende de sus huevos negros al rechinar de su motor.

Cromo núm. 14

ENTUSIASTA DESPEDIDA DEL REGIMIENTO DE SABOYA EN MADRID

Días tristes fueron y serán para España entera, mientras la actual guerra dure, el despido de las tropas; en todos los sitios que han tenido lugar, motivaron manifestaciones calurosas, escenas tristes e indescriptibles, Barcelona, Zaragoza, Valencia, etc., han sido de ello el más grande testimonio y asimismo Madrid; especialmente el 24 de agosto, en que toda la población, puede decirse sin distinción de clases, acudió en imponente manifestación de cariño y de simpatía a despedir a las fuerzas del Regimiento de Saboya que partía para vengar a España del ultraje recibido.

Cromo núm. 15

DEFENSA DE UN BLOCAO POR EL TERCIO

En un destartalado fortín que por sus malas condiciones era apodado «El Malo», e inservible casi por su defensa, encontrábanse algunos individuos del Tercio, siendo de improviso sorprendidos por un respetable contingente de la chusma moruna, pero merced a la incomparable serenidad y valentía de este puñado de valientes, tuvieron aquéllos que retroceder, dejando en el campo de batalla una infinidad de cadáveres, testimonio de la valentía de nuestros legionarios, teniendo que lamentar algunas bajas también por nuestra parte.

Cromo núm. 16

ATAQUE DE UN CONVOY

El día 1 de septiembre salió del Zoco el Hac de Beni-Beni un convoy para aprovisionar la posición de Casabona. Con el convoy iba un auto camión blindado.
Al llegar a un recodo del camino, el camión quedó empotrado en una zanja abierta por los moros, y que disimularon perfectamente cubriéndola con ramas, piedras, etc.
El enemigo que acechaba arreció entonces en su fuego, esforzándose en impedir que se acercara auxilio alguno a dicho camión durante todo un día; llegando nuestros soldados a defenderse cuerpo a cuerpo, interviniendo en la contienda fuerzas de los regimientos de Sevilla y Extremadura, que sostuvieron una lucha encarnizada.

Cromo núm. 17

DESEMBARQUE DE TROPAS EN MELILLA

La llegada de tropas en Melilla fue un entusiasmo indescriptible; una muchedumbre inmensa, todo el pueblo en sí, estaba unido por la misma idea; todos los corazones latían al compás de un mismo sentimiento, todos en conjunto tenían el mismo modo de pensar, cifrando en los llegados su salvación; desbordaba el entusiasmo.
¡Qué contraste más formidable sí comparamos esta llegada con la salida! ¡Allí todo era llanto! Aquí, por el contrario, ¡gran alegría! Pero esta alegría, a pesar de ser tan enorme, no es capaz para enjugar una sola lágrima de estas pobres madres que las vierten a torrentes por sus hijos queridos que quizá no volverán a casa.

Cromo núm. 18

COMBATE EN CASABONA, LAS AMETRALLADORAS RECHAZANDO AL ENEMIGO

Se había organizado un convoy para abastecer la posición avanzada de Casabona, que de algún tiempo venia siendo aprovisionada por dos camiones blindados de que hasta ahora disponíamos, y el enemigo fiel siempre a su táctica y fechoría, entorpeciendo los aprovisionamientos, atacó como de costumbre a nuestras fuerzas de protección. Los soldados catalanes de Vergara, el 57 de línea, tuvieron ocasión de mostrar su arrojo, combatiendo a corta distancia con los salvajes de Beni-Urriaguel inflingiendo duro castigo a los rebeldes, y ya en plena noche interrumpió el silencio del campo el crepitar de las ametralladoras, protegidas por los focos de luz potente, que delatan al agresor escondido entre los peñascos.

Cromo núm. 19

AVANCE DE NUESTRAS TROPAS

La columna del general Cabanellas fue la iniciadora del avance tan esperado; los buques de la escuadra tomaron posiciones entre el Zoco Arbáa y cabo de Agua.
Entre la Restinga y el Zoco vense elevarse una columna de humo; son las casas de los aduares que pagan ya la traición de sus habitantes, quienes venían inquietando constantemente a las fuerzas de la guarnición.
Nuestra pasividad envalentonaba a los rebeldes y hubiera podido perjudicar a la moral de nuestras tropas que están ardiendo de entusiasmo.
¡¡Por fin empezó el avance!!

Cromo núm. 20

LA RECONQUISTA DE NADOR

Protegidos por la escuadra y la artillería, avanzan nuestros soldados; los legionarios son los primeros en escalar las Tetas, los regulares van ocupando las primeras casas del poblado que fue evacuado a toda prisa por los moros que en él resistían. Los escuadrones de Alcántara y Lusitania también hacen su papel; vense avanzar por la carretera, en carga furiosa, precedidos por el batallón de Sevilla, que con bayoneta armada y paso ligero entran en Nador después de rudo combate.
¡Loor a nuestros soldados!
¡Hurra a nuestros generales!

Cromo núm. 21

TOMA DE TIZZA

El general Cavalcanti recibió el encargo de dirigir la operación que debían desarrollar las columnas Tuero y Sirvent protegidas por veinte baterías de las posiciones desde el Zoco a Tizza.
Dura y obstinada fue la defensa del enemigo; decidido y enérgico nuestro ataque, que duró desde las nueve hasta las doce, con la entrada del general Cavalcanti.
La escuadra cumplió también lucidamente su cometido con muy certeros disparos, y la aviación completó la obra destructora lanzando sus huevos negros en el campo contrario, que en confuso tropel huía, dando paso así a nuestros valerosos soldados adueñándose de Tizza.

Cromo núm. 22

BATALLA DE SEBT: UTAD-DAU

El día 5 de octubre se inició este ataque; la operación es llevada por tres columnas, Berenguer (Federico) Sanjurjo y Cabanellas. Empieza la marcha y en los sitios más obstruidos, la sección de los trabajos del Tercio se encarga de ponerlos en condiciones para facilitar el paso, mientras la artillería cumple su cometido; nuestros soldados avanzan sin cesar tras una lluvia de fuego, demostrando siempre su abnegación y gallardía; y después de rudo combate, el batallón del Rey y dos compañías de Wad-Ras suben cuesta arriba, camino del Sebt, y en pocos minutos los valientes soldados madrileños coronan la cresta del Sebt.

Cromo núm. 23

TOMA DE ATLATEN

No podemos negar los servicios heroicos que han prestado a la patria los valientes legionarios que la columna de Sanjurjo lleva a vanguardia; la acometividad de éstos encontró al paso obstáculos en gran número, hechos por los moros, en la garganta que hay cerca de Taxuda, en cual sitio la lucha fue más tenaz, pero sin embargo los legionarios se abrieron paso con gran denuedo, y la operación envolvente de esta columna fue de una gran eficacia; mas la lucha fue tremenda.
A las ocho de la mañana del 3 de octubre nuestras tropas, después de ruda batalla, coronaron el collado de Atlaten, dejando perfectamente dominadas las vertientes del Gurugú.

Cromo núm. 24

TOMA DEL POBLADO DE SEGANGAN

La ocupación de este poblado se llevó a cabo felizmente, saliendo a primeras horas de la mañana del 9 octubre la columna de Sanjurjo, desplegándose en guerrillas, tomando las precauciones necesarias.
Nuestros soldados encontraron el poblado completamente destruido, pero los barracones que integran el campamento se conservaban en buen estado: en ellos estaba acuartelada el harca, encontrándose allí cadáveres en estado de descomposición y otros momificados.
El botín que se cogió fue muy abundante. Al mediodía el general Cavalcanti informó al Alto Comisario el feliz resultado de esta acertada operación.

Cromo núm. 25

RECONQUISTA DEL GURUGU

Para vencer la resistencia empeñada de los moros ha sido preciso por desgracia Sacrificar muchas vidas, y durante mucho tiempo llorarán millares de madres a los que murieron para que la bandera española ondeara de nuevo en las altas crestas del Gurugú.
Repiques de campanas anunciaban en Melilla tal nueva, reinaba una alegría enorme entre el pueblo y soldados, se disparaban coetes [sic] y se hicieron mil manifestaciones de carácter popular, mientras España entera se viste de luto llorando a sus hijos queridos los que no volverán jamás a sus hogares...
¡¡Maldita sea la guerra!!

Cromo núm. 26

UNA HAZAÑA AMOROSA

Uno de nuestros bravos soldados fue prisionero de un morazo inhumano como todos ellos, lo encerró en un mal cuchitril anunciándole que le condenaba a que muriese de hambre. La hija de éste supo los propósitos del padre y, compadecida, cada día le llevaba la comida que podía a hurtadillas de su familia, concluyendo por enamorarse de él.
Al sexto día entró el morazo pensando encontrar exánime a nuestro pobre soldado, quien lo recibió con respeto y tristeza, sí, pero con más ganas de vivir que nunca. Contrariado el moro, le dijo: «Puesto que no has muerto, mañana te cortaré la cabeza.» Enterada la hija, dijo al soldado: «Si te casas conmigo, me hago cristiana y te salvo la vida.» Accedió el cautivo, facilitándole ella ropas morunas, fugándose ambos.
Si a veces Cupido es travieso, en cambio hoy es docto y mañana el pueblo de Albaicín —cuando esté licenciado nuestro soldado— presenciará una boda digna de una leyenda.

Cromo núm. 27

TOMA DE MONTE ARRUIT

Tras largo combatir las columnas de Sanjurjo, Berenguer y Cabanellas avanzaron por fin sin más resistencia; sólo algunos pacos hostilizaron ligeramente el flanco izquierdo; la artillería, por su parte, batía grupos lejanos de rebeldes, la antigua posición, el poblado y las llanuras inmediatas ofrecían un espectáculo trágico, horrendo, innarrable [sic]; los muertos se hallaban completamente desfigurados y era totalmente imposible la identificación y la posición y detalles allí hallados, demostraban de una manera bien patente que la chusma moruna gozaba con el martirio impuesto por su barbarie a nuestros queridos soldados.

Cromo núm. 28

LOS PRISIONEROS DE ABD-EL-KRIM

Cada día se han tenido noticias del cautiverio de nuestros soldados, cada día éstos reciben mas insultos y privaciones, la vigilancia es extremada, siendo la comida lo justo para no morirse de hambre.
La situación es insostenible y cada día estos desgraciados piden protección e insisten en que es hora en que España se acuerde de ellos.
Abd-el-Krim pide cuatro millones por su rescate y si España cede, tendrá nuestro enemigo estas pesetas para martirizarnos unos meses más.
¡¡Grave problema de difícil solución!!

Cromo núm. 29

ENTERRANDO LOS RESTOS DE LOS MÁRTIRES DE MONTE ARRUIT

Los testigos oculares de este inmenso cementerio creado por la traición y la barbarie sostienen que pasan de tres mil los mártires que allí sucumbieron.
Imposible describir las escenas emocionantes que se han registrado durante la tarea de identificación por las familias allí llegadas en busca de sus seres queridos que dieron la vida por defender su patria.
El comandante de Estado Mayor, señor Luque, con su esposa y hermana, pasaron la mañana en aquel campo de muerte buscando a su hijo locos todos de angustia y pesar, llevando desgarrada el alma por el dolor.
Los buenos Padres, cumpliendo su cristiana misión, van dando sepultura a aquellos destrozados y putrefactos seres, mientras sus labios murmuran oraciones dirigidas al cielo por el eterno descanso de estos mártires.

Cromo núm. 30

SUMISIÓN DE LAS CÁBILAS DE LA ZONA DE TETUAN

Los cabileños de Kaaseras se presentaron en el campamento de Uad Lau pidiendo hablar con el coronel Castro Girona y cuando estuvieron en presencia de este jefe ofrecieron someterse, diciendo que si luchaban era porque los rifeños les hacían presión, amenazándoles Con destruirles sus poblados si no atacaban las posiciones españolas.
Castro Girona accedió e inmediatamente todo el Majzem entregó las armas en su presencia, haciendo formar sus tropas para que nuestros soldados pudiesen ver por sus propios ojos tal humillación.

Cromo núm. 31

TOMA DE TAZUDA

A las cinco de la mañana del 1 de noviembre empezó la columna Sanjurjo, en combinación con la de Berenguer, que salió antes de Nador, tomando parte también Otumba, Sevilla, Granada, Toledo y Princesa.
El fuego se rompe en toda la línea, tabletearon las ametralladoras mientras la artillería sigue su demoledora obra y el enemigo, desorientado por el avance de tantas columnas, cede, pero hasta luchar cuerpo a cuerpo.
Un sargento recién ascendido, herido de muerte, tiene todavía fuerzas para clavar su bayoneta en el pecho a su rival moro; acudieron otros oficiales en su auxilio, pero era tarde; el bravo muchacho y el indígena formaban un grupo alegórico capaz de inspirar a un artista y más si a éste le corriese sangre española en sus venas.

Cromo núm. 32

CUNDE EL DESÁNIMO ENTRE CABILEÑOS

Agotados ya de tanta lucha, desanimados por las. continuas derrotas sufridas y que ni aun sus mal engendradas fechorías eran lo suficiente para nivelar potencias, siendo completamente inútiles todo cuanto imaginaban, la chusma moruna empieza a sentir el peso de su desvío y poco a poco, ahora una cábila, después otra, van sometiéndose, mandando sus comisiones con su bandera blanca, representando el mayor de los ridículos.
Lástima da verlos patrullando, confesando su vileza y cobardía en camino del lugar de la concentración.
¡¡ Fusilarlos debieran al llegar allí!!

Cromo núm. 33

LAS INCLEMENCIAS DEL TIEMPO EN CAMPAÑA

Confesar debemos que la vida del soldado en campaña, es en todos conceptos pésima en grado superlativo a más de luchar con estas inmundas cábilas que la traición es su único baluarte, a pesar de estar mal alimentado, a pesar de sus innumerables fatigas, se siente aún capaz al fin de la jornada; pero cuando la noche cubre su manto por estos campamentos, el cielo inclemente despliega sus iras y por colmo de desdichas tiene que luchar con el poderoso huracán y el pobre, impotente ante tal monstruo, mira con tristeza llevarse su tienda, lo único que tiene en este valle de desdichas.
¡¡Pobre soldado!!

Cromo núm. 34

LOS ARTILLEROS ENEMIGOS

La ignorancia mora ha sido demostrada en toda ocasión; su ignorancia es bien patente y en materia de artillería últimamente se ha sabido que estaban dirigidos por un alemán desertor que se quedó en Gomara.
Al ocupar nuevos territorios, las tropas del coronel Castro Girona los soldados encontraron dicho alemán, haciéndole prisionero, y después de sometido a un interrogatorio quedó demostrado de modo irrecusable que él era uno de los artilleros que disparaban los cañones que poseían los rebeldes en Gomara.

Cromo núm. 35

EL SECUESTRO DE ALI-EL-SELANIT

Según datos fidedignos, existe una banda de malhechores en número de cien y capitaneados por un tal Amido-Estukan, lugarteniente del Raisuli; éstos bandidos acampan en los alrededores de Tetuán, burlando la vigilancia policiaca, como lo prueba el secuestro de Ali-el-Selanid.
Entraron en su vivienda al amanecer y junto con cinco criados y un comerciante que estaba en su compañía, fueron aprehendidos sin piedad, sin que les hiciese mella los 80 años que cuenta el pobre Ali-el-Selanid.
Esta es otra hazaña moruna.

Cromo núm. 36

BOMBARDEOS AÉREOS

Son dignos de mención nuestros expertos aviones; su eficacia no tiene límites y su valentía llega a lo sublime, contribuyendo algunos veces a ser uno de los principales elementos para la obtención de la victoria y, gracias a ellos, acaban de disolver numerosos grupos concentrados en las proximidades de San Marck y barranco de Bena.
El día que sea un hecho la estabilidad en los aires de estos aparatos, nuestros ejércitos tendrán un poderosísimo factor para la guerra.

Cromo núm. 37

LA FIESTA DEL ÁRBOL DE NOEL EN MADRID

En el Hospital de San José y de Sta. Adela, se celebró una preciosa fiesta.
Toda la familia real asistió a la misma contribuyendo con su presencia a la gran alegría de los oficiales y soldados enfermos allí albergados.
El soldado de cuota del regimiento de Valencia herido, don Julio Arce pronunció un discurso de salutación a la Reina, representáronse en el teatro improvisado algunas obritas y fragmentos de ellas.
SS. MM., como símbolo de amistad, al final regalaron sus fotografías con sentidas dedicatorias.
En medio de tantas penalidades, estas expansiones son un buen lenitivo para estos infelices enfermos.

Cromo núm. 38

TIROTEO EN MONTE MIXAN

Cerca del Monte Mixan un grupo de moros a traición sorprendieron a varios soldados de Intendencia y, como es natural, se defendieron de un modo tan tenaz que muy pronto les pusieron en fuga, notando los nuestros que cuentan con escaso material y, por lo tanto el combate que se teme de este sitio, hace suponer que no será largo ni tenaz.

Cromo núm. 39

LA ARTILLERÍA EN LA RECONQUISTA DE IGUERMAN

El 7 de noviembre de 1921 salió de Segangan la columna Sanjurjo, en dirección a Taxuda, encontrándose entre el escarpado de la meseta y La Esponja Alta.
A las dos de la tarde se oyó lejano el zumbido de la artillería y los bravos soldados, en pos de la victoria, luchaban a veces cuerpo a cuerpo, haciendo algunos prisioneros con las armas, cosa poco común hasta esta fecha.
Con la ocupación de la meseta de Iguerman hemos logrado evitar las frecuentes incursiones del harca enemiga al territorio de Beni-Sicar.
Era este el único paso por donde podían internarse los rebeldes, quedando ahora completamente aislados gracias a esta ocupación importantísima.

Cromo núm. 40

LA NAVIDAD DEL SOLDADO

Día conmemorativo y hermoso, lleno de un ambiente que evoca «La Paz», el orbe entero, la Natura misma se viste de gala preparándose a desbordar su alegría y ¿cómo en día tan fausto se ha de olvidar al soldado?
España entera respondió al llamamiento y quien más quien menos todos contribuyeron a proporcionar unas horas felices a los que por ella derraman su sangre y helos aquí, dentro un blocao por comedor, cajas y maderas a guisa de mesa, y si bien apenas hay manteles, en cambio no les faltan buenos manjares, vinos, puros y licores varios, dimanados de todos los sitios ya sean grandes o pequeños; recibiéndolos el soldado con la mayor alegría, renaciendo el buen humor en toda la guarnición.
En este día ¡paz en los hombres! claman los cielos y aquí en la tierra repetimos: ¡Ojalá fuese verdad!

Cromo núm. 41

CONVOY TIROTEADO

Un convoy de camiones automóviles que se dirigía a Tauriat Hamet fué sorprendido por los rebeldes y tiroteado en gran manera, al pasar el puente de madera. Realizada esta hazaña huyeron como perros cobardes sin esperar la defensa natural de nuestros bravos soldados que inconscientes, dirigían sus artefactos cumpliendo órdenes superiores de sus jefes.
Traiciones como esta, Melilla es testigo cada día.

Cromo núm. 42

PASO DEL KERT POR NUESTRAS TROPAS

Todos sabemos con que satisfacción los rifeños tenían el dominio del rio Kert; por otra parte los nuestros querían a todo trance adueñarse de este río, por considerar que transpasando [sic] su cauce habían de encontrar a la otra orilla un nuevo horizonte para las nuevas posiciones. Y he aquí que nuestros bravos soldados, desafiando toda clase de penalidades y sacrificios, emprendieron esta difícil operación con protesta muy tenaz por parte del enemigo.
La prensa en su día dio cuenta de esta nueva victoria, con aplauso de España entera, que sigue con ansiedad paso a paso a nuestras valientes tropas.

Cromo núm. 43

GLORIOSA CARGA POR LOS JINETES DE ALCÁNTARA EN LA TOMA DE DAR-DRIUS

Luchaban con gran denuedo la columna del coronel Fernández, los escuadrones de Alcántara, policía indígena, Garellano, Príncipe, ocupando poco a poco posiciones sucesivas.
El enemigo, desconcertado, se corre por el flanco izquierdo tratando de interponerse contra Al La Harigo y Dar Busada. En este momento los escuadrones de Alcántara intervienen y dan una briosa carga, una de las más brillantes que se han registrado.
Los capitanes Limera, Balmori y Maturana, se colocan a la cabeza de los jinetes y acuchillan sin piedad a los rifeños, quedando vencidos completamente, demostrando una vez más los escuadrones de Alcántara, el valor indomable de la raza.

Cromo núm. 44

LA COLUMNA BARRERA HACIA BIADOT

La columna del coronel Saz inició el avance para ocupar Biadot y el movimiento de la columna es apoyada por las baterías de Tafesa haciendo admirables blancos en las crestas de Biadot, consiguiendo los de vanguardia coronar estas alturas. Una vez logrado este objetivo, el general Barrera, con su cuartel general, intenta llegar hasta la nueva posición, teniendo que desistir desde la mitad del monte por resultar imposible coronar estas alturas de Biadot, pues las cargas y caballerías caen, rodando por la pendiente. Ante esta contrariedad, el general desiste de establecer allí una posición ya que para ésta se haría penoso el aprovisionamiento.

Cromo núm. 45

JUSTICIA

Abd-el-Kader hizo fusilar a los moros que abrieron la zanja en la que cayó el auto blindado cerca de Casabona. También mandó ahorcar a uno de los moros que hacía disparos con un cañón contra la plaza.
Será ese el único caso de justicia que se registra en país moruno.
Si el espíritu de justicia de ABd-el-Kader se popularizara y se tuviese que castigar de un modo severo todas, las cobardías y traiciones morunas, a buen seguro que hoy ya no habría en el campo enemigo títere con cabeza.
La traición es el baluarte del moro, pero día llegará en que morderá el polvo.

Cromo núm. 46

ASESINATO DE DOS SOLDADOS

Una partida de unos veinte bandoleros se destacó en estos días de Beni Said para realizar algunas fechorías contra los moros sometidos y desalmados; es una especie de instinto brutal lo que posee esta maldita raza moruna, hasta entre ellos mismos no reparan, en propagar sus malos instintos y el domingo 14 de Enero sorprendieron a dos soldados que se habían alejado de la posición de Taquigriat en el Gurugú, matándolos indefensos. Estos pobres infelices se llamaban Jaime Nogueras y José Valles y pertenecían al regimiento de Vergara.

Cromo núm. 47

AEREOPLANOS DE EXPLORACIÓN

Sin duda alguna la aviación está destinada a ser el principal factor de las guerras y no podemos negar el arrojo y valentía de nuestros pilotos [de] aviones que obedeciendo a órdenes superiores, sin temor a las inclemencias de los fuertes vendavales y con desprecio a la vida en defensa de su causa, se lanzan por los aires. A la indicación del general Berenguer se lanzaron cuatro aviones hacia el norte de la cábila de Almar cuyos poblados aun no se habían sometido.
La presencia de estos aparatos, asustó de tal modo a los moros, que huyeron en todas direcciones creyendo que se iba a bombardear aquel recinto.
Sólo fué un viaje de exploración.

Cromo núm. 48

UN ACTO DE ARROJO

En el combate del día 18 de enero se citó como muy distinguido el comportamiento del herrador del escuadrón de la policía Antonio Cuadrado, que al caer herido grave el capitán don Luis Casas, en el momento más duro del combate, cuando las fuerzas efectuaron el repliegue, recogió nuestro buen herrador al capitán, bajo el fuego intenso que le mató el caballo, conduciéndole a retaguardia, con gran riesgo de su vida.
El altruismo de nuestros soldados es común entre ellos, y la patria, sin duda agradecida, premiará con creces estas buenas obras.

Cromo núm. 49

DURO CASTIGO

Doce aparatos se lanzaron al vuelo mandados por los capitanes Galarza, Moreno, Abella y Buruaga. El 23 de enero efectuaron interesantísimos servicios bombardeando con precisión la kábila de Beni-Ulisech, habiendo observado los pilotos los efectos causados en los cabileños y especialmente en sus ganados.
En los barracones donde se habían señalado la existencia de cañones y afluencia de moros, fueron certeros los bombardeos por nuestros aviones dispersando por completo y frustrando los planes de sus moradores.
Después de cumplido su cometido regresaron estos doce aviones sin novedad alguna.

Cromo núm. 50

VISITA DEL REY A LOS HOSPITALES

Los cuidados que nuestro monarca tiene para sus soldados sobradamente todos los españoles los conocemos; como buen padre para con sus hijos se desvela para prodigarles toda clase de atenciones y es indudable que estas continuadas visitas por nuestros reyes, este interés vivo y palpitante demostrado mil veces al lecho del enfermo, ha de producir un efecto moral a cada caso y cada corazón agradecido le levanta un monumento.
Dios guarde muchos años a nuestros monarcas, y que el cielo proteja sus buenas obras.

   Tornar